En el caso de una empresa que cierra durante algunos días en Navidad y tiene empleados que aún no han devengado suficientes días de vacaciones, hay varias alternativas para gestionar la situación:

  1. Suspensión del contrato por mutuo acuerdo:

    • Se puede acordar una suspensión del contrato durante el período de cierre.
    • Este acuerdo no requiere una antigüedad mínima del empleado ni un período mínimo de suspensión.
    • Durante la suspensión, el empleado no presta servicios y la empresa no está obligada a retribuirlo ni a cotizar por él.
    • La empresa debe dar de baja al empleado correctamente y darlo de alta nuevamente al regresar al trabajo. En el Sistema RED de la Seguridad Social, se puede indicar la baja como «por otras causas de suspensión», que incluye el mutuo acuerdo entre las partes.
  2. Disfrute de días de descanso con compensación:

    • Otra opción es permitir a los trabajadores el disfrute de esos días de descanso, incluso si aún no han devengado suficientes días de vacaciones.
    • La empresa abonaría la mensualidad completa al empleado durante ese período.
    • Puede pactarse que las horas anuales no trabajadas se recuperen en el año siguiente, permitiendo una compensación gradual.

La elección entre estas opciones dependerá de la negociación entre la empresa y los empleados afectados, así como de las políticas internas de la empresa y las regulaciones laborales vigentes. Es importante establecer acuerdos claros por escrito para evitar malentendidos y garantizar una gestión transparente y equitativa de la situación.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.