¿Han cambiado entonces los requisitos del despido?

Se puede despedir por ineptitud sobrevenida a trabajadores subrogados si la nueva empresa constata que no tienen la titulación exigida en el pliego de condiciones, aunque llevaran 5 años de experiencia ejerciendo las funciones (STS 25/04/2023)

La sentencia del Tribunal Supremo que mencionas establece que es posible despedir por ineptitud sobrevenida a trabajadores subrogados si la nueva empresa constata que no tienen la titulación exigida en el pliego de condiciones, aunque lleven cinco años de experiencia ejerciendo las funciones.

Sucesión de empresas

El Tribunal Supremo considera que el despido por ineptitud sobrevenida es válido en caso de pérdida de titulaciones exigidas para el trabajo, así como cuando esta es una nueva exigencia del pliego de condiciones. Sin embargo, existen requisitos específicos que deben cumplirse para que el despido sea considerado válido.

En cuanto a tus dudas y cuestionamientos sobre esta sentencia, planteas dos cuestiones importantes:

  1. La primera cuestión se refiere al requisito de la titulación legalmente exigida para el puesto. La sentencia no hace referencia a ninguna normativa de rango legal que justifique este requisito. Aunque el pliego de condiciones establece la exigencia de titulación, no está claro si esta exigencia puede equipararse a una exigencia «legal». Según el artículo 17.2 del Estatuto de los Trabajadores (ET), solo la ley puede establecer requisitos de titulación que impidan al trabajador percibir la remuneración correspondiente por esas funciones. Por lo tanto, resulta difícil concebir que sea un pliego de condiciones el que establezca esta exigencia de titulación y considere al trabajador «inepto» para efectos de despido objetivo.
  2. La segunda cuestión se relaciona con la finalidad de la Directiva 2001/23/CE del Consejo, que establece las consecuencias de la sucesión de empresas. Según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), las consecuencias jurídicas de la sucesión de empresas implican que el trabajador no puede ver rescindido su contrato debido al cambio de empleador. Esto plantea la pregunta de si la empresa inicial que lo contrató podría despedirlo legalmente por ineptitud sobrevenida si no se hubiera producido la subrogación. Si la respuesta es negativa, entonces la nueva empresa tampoco tendría derecho a despedirlo legalmente por esta causa. Sin embargo, en caso de que la falta de titulación sea una nueva exigencia del pliego de condiciones, tanto la anterior como la nueva empresa podrían despedir al trabajador por ineptitud sobrevenida.

 

  1. HECHOS PROBADOS

    1. El trabajador despedido venia ejerciendo el puesto de técnico de integración social para una concesionaria del ayuntamiento de Madrid desde 2015.
    2. El nuevo pliego de condiciones de la concesión exige que para ejercer ese puesto se disponga de la titulación de técnico de integración social o el de auxiliar de servicios sociales o similar. El pliego anterior no lo exigía.
    3. La anterior empresa no entrega información sobre la titulación del personal subrogado porque el convenio que obliga a la subrogación no obliga a dar esta información
    4. La empresa al enterarse de la falta de formación exigida realiza consulta al ayuntamiento respecto a si puede mantener en el puesto a ese trabajador a pesar de no tener titulación. El ayuntamiento rechaza la solicitud remitiéndose al pliego.
    5. La nueva empresa, tras la subrogación y recibir respuesta del ayuntamiento, despide al trabajador por ineptitud sobrevenida y consigna indemnización de 20 días.

FUNDAMENTOS

El Tribunal Supremo va a entender que es aplicable el despido por ineptitud sobrevenida, no solamente en caso de pérdida de titulaciones exigidas para el trabajo (ej., pérdida de carnet de conducir cuando es esencial para la actividad), sino también cuando esta es nueva exigencia del pliego de condiciones.

Además, el Tribunal Supremo va a admitir que sea sobrevenida (requisito necesario para admitir la validez del despido objetivo) puesto que la nueva empresa subrogada desconocía en el momento de la subrogación que se carecía de titulación.

Por tanto, parece que el Tribunal acepta la validez del despido por ineptitud sobrevenida al cumplirse dos requisitos

  1. El trabajador carece de la titulación legalmente exigida para el ejercicio del puesto
  2. La empresa en el momento de la subrogación desconoce la falta de titulación de dicho trabajador pues en tal caso debería haber rechazado la subrogación (SSTS 28/9/2011) rec. 4376/2010; 2/07/2012 rec 2626/2011; 25/2/2014 rec 4374/2011).

En resumen, existen dudas y cuestionamientos respecto a la validez del despido por ineptitud sobrevenida basado en la falta de titulación exigida en el pliego de condiciones. Estos planteamientos se refieren a la naturaleza legal de dicha exigencia y a la aplicación de la directiva europea en casos de sucesión de empresas.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.