NUEVO RÉGIMEN DE IVA EN LA VENTA A DISTANCIA

Hasta la fecha, respecto al Régimen de IVA en ventas a distancia desde España a Reino Unido, si solicitan a una empresa Española dedicada a la venta online en Reino Unido darse de alta  en el Régimen de IVA en el citado país, al tratarse de bienes que son objeto de transporte por parte del vendedor desde la Península hasta Reino Unido, tercer país tras el Brexit, en teoría la entrega está sujeta en el territorio de aplicación del IVA español, pero exenta por ser una exportación; y en ese caso el exportador deberá presentar en la Aduana española la Declaración aduanera, así como disponer de un número de registro e identificación de los operadores económicos (número EORI) asignado por la autoridad aduanera.

Asimismo, debe declarar la base imponible del impuesto en la casilla 60 del modelo 303. La factura emitida no lleva IVA. Deberá incluir una referencia al artículo 21 de la Ley 37/1992 y/o indicar que la operación está exenta (art. 6.1.j) del Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre).

Por tanto, en un principio, al encontrarse dicha entrega bienes localizada en TAI, no es necesario darse de alta en el IVA de Reino Unido. Art. 68.Dos. 1º.A) Ley 37/1992 de IVA.

Otro caso distinto es el de los particulares, puesto que  debe tenerse en cuenta que cuando los compradores sean particulares de otros estados miembros, una vez sobrepasado un determinado volumen de ventas, entra en juego el régimen especial de ventas a distancia.

Dicho régimen de IVA dependería de varios requisitos: Que los bienes se transporten desde España a Reino Unido u otro país de la UE, que el transporte sea por cuenta del vendedor así como que se supere un determinado volumen de ventas, que en Alemania es de 100.000 €, o por ejemplo en Italia y Francia de 35.000 €.

Así las cosas, para cumplir con la normativa europea en materia de IVA por ventas a distancia a particulares, los empresarios vendedores debían darse de alta en la Agencia tributaria de cada uno de los países de destino de venta de sus bienes una vez superasen los umbrales de venta establecidos por cada país. La superación de estos límites de venta no sólo implica el tener que darse de alta a efectos de IVA en el país destino, sino también la obligación de tener que presentar declaraciones de IVA de forma recurrente en dicho país según la normativa local. Estas ventas a las que hacemos referencia son B2C – Business to Consumer- no refiriéndose a las ventas B2B.

Pues bien, todo lo anterior se ve modificado a partir del  1 de julio de 2021.

La novedad más importante es la entrada en vigor del régimen opcional de Ventanilla Única u OSS, por sus siglas en inglés: “One Stop Shop”, hasta ahora vigente en exclusiva para declarar el IVA de la venta y prestación de servicios online dentro de la UE. Este nuevo régimen permitirá a los operadores declarar todas sus ventas a través del portal establecido a tal efecto en el país de origen, sin necesidad de darse de alta a efectos de IVA en todos y cada uno de los países donde estén vendiendo sus productos, como ocurre en este momento. Así su empresa podrá liquidar todo el IVA que repercuta en la UE a través de la Hacienda española (siendo ésta la encargada de transferir a cada territorio el IVA que le corresponda).

De igual manera, se redefine el concepto de ventas intracomunitarias a distancia de bienes para delimitar el ámbito de aplicación de las normas que se apliquen a las mismas, en la nueva redacción dada al artículo 14 de la directiva IVA. Se incluye en dicho concepto las ventas de mercancías que se transporten o expidan por cuenta del proveedor, incluso cuando el proveedor intervenga indirectamente en el transporte o la expedición de aquellas. Dado que las ventas a distancia de bienes generalmente se realizan mediante el uso de interfaces electrónicas, como son las plataformas digitales, Amazon, Aliexpress, o portales amplios de venta, se implica a los sujetos pasivos titulares de ellas que faciliten las ventas a distancia, en la percepción del IVA de esas ventas, considerando a dichas plataformas como las personas que efectúan estas ventas. Hasta ahora, frente a los vendedores que utilizan su plataforma, se limitan a ser intermediarios y perciben una comisión por ello. A partir de julio de 2021, serán los empresarios los que vendan a la plataforma y esta será la encargada de cobrar e ingresar el IVA del cliente extranjero. No obstante, esta designación o asignación a las plataformas de venta online o marketplace el deber de actuar como agentes recaudadores y pagadores de IVA, se producirá siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos:

  • En aquellas ventas de bienes importados por vendedores comunitarios o no comunitarios por valor inferior a 150 € y siempre que los bienes vendidos a un cliente de la UE sean operados por un vendedor no comunitario independientemente del valor de los mismos.
  • El Marketplace sólo sería encargado de la recaudación y pago del IVA cuando controle los términos y condiciones de la venta, autorice el cargo al consumidor u ordene o reparta los bienes.

Por último, se establece un umbral común de 10.000 euros para las ventas intracomunitarias a distancia de bienes y para los servicios intracomunitarios de telecomunicaciones, de radiodifusión o televisión y electrónicos prestados a consumidores finales por debajo del cual estas operaciones tributan en origen salvo opción por la tributación en destino. Por lo tanto, para aquellos empresarios que su facturación sea inferior a 10.000 euros seguirán actuando de la misma forma, dado que las ventas se localizan en el TAI y se aplicará el IVA español. La superación de este umbral, supondrá que los vendedores deberán declarar el IVA de sus productos vendidos por país, de forma recurrente, a través del portal nacional establecido al efecto, sin necesidad de presentar una declaración por país, ajustarse a plazos de otras administraciones y conocer el cumplimiento de las obligaciones fiscales de cada país en el que venda.

Fundamentación jurídica:

Localización y entrega de bienes:

Ley 37/1992 de IVA, Art. 68.2. 1º.A)

Venta a Distancia:

Reglamento (UE) 2017/2454 del Consejo de 5 de diciembre de 2017.

Reglamento de Ejecución (UE) 2017/2459 de la misma fecha.

Directiva 2017/2455 de 5 de diciembre de 2017.

Directiva 2019/1995 de 21 de noviembre de 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *